En la actualidad se puede colocar en la boca hueso liofilizado, membrana, células madre y colgajos de encía para corregir problemas óseos y dientes en los que se ha retraido la encía.